Qué visitar en Alicante

Explanada

El paseo más icónico de Alicante, de medio kilómetro de longitud, situado en paralelo al puerto y compuesto por 6 millones y medio de teselas de mármol rojas, negras y blancas, que representan el oleaje del mar Mediterráneo, y cuatro hileras de palmeras, que muestran una de las señas de identidad de los alicantinos.

Durante su recorrido, podrás conocer edificios emblemáticos de la ciudad, como el Real Casino de Alicante y la Casa Carbonell, escuchar música en vivo desde el pequeño escenario en forma de concha marina, visitar los populares puestos de “hippies” para ver sus baratijas o disfrutar de una horchata en el mítico Peret.

Castillo de Santa Bárbara

En la cima del monte Benacantil encontramos el castillo de Santa Bárbara, una de las fortificaciones medievales más grandes del país, desde la cual se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Su origen data de la época árabe, aunque más tarde pasó a ser dominio cristiano siendo profundamente remodelado durante el reinado de Felipe II.

Posee tres recintos:

  • “La Torreta”, zona más alta de la fortaleza y donde se encuentra la vieja Torre del Homenaje y los vestigios más antiguos.
  • El recinto intermedio donde se encuentran las dependencias más importantes, que datan del s.XVI.
  • El recinto inferior, donde está situado el Revellón de Bon, utilizado actualmente como aparcamiento, y el monumento al militar alicantino Félix Berenguer de Marquina.

Al castillo se puede acceder a pie o a través de los ascensores disponibles frente a la playa de El Postiguet.

El Barrio de Santa Cruz

En pleno centro histórico de Alicante y a las faldas del castillo de Santa Bárbara, se encuentra un entramado de callejuelas estrechas con pequeñas y pintorescas casas blancas antiguas, de fachadas decoradas con originales macetas, tonos azules y pintorescos balcones, que acompañan al principio de la subida a la gran fortaleza de la ciudad.

También encontraremos en el Barrio de Santa Cruz muchos bares y restaurantes donde realizar una parada y disfrutar de un buen vino o una buena tapa.

Puerto de Alicante

Tras bajar por la conocida Rambla de Méndez Núñez y cruzar la Explanada de España, nos encontramos con el Puerto de Alicante donde se llevan a cabo actividades comerciales, con transporte de mercancías y de viajeros, pesqueras y de recreo.

Un lugar para pasear entre grandes yates, barcas y barquitos de recreo, y donde hay bares, restaurantes, cafeterías y hasta un casino.

Parque de Canalejas

Tras la Explanada de España, en el lado sur de esta vía, se encuentra el Parque de Canalejas, diseñado en 1886 por José González Altés, una de las zonas verdes de la ciudad más antiguas que cuenta con ficus centenarios, varias esculturas de animales y el monumento de conmemoración a Carlos Arniches, comediógrafo alicantino de la generación del 98.

Concatedral de San Nicolás de Bari

La iglesia concatedral de San Nicolás de Bari, de estilo renacentista herreriano en su exterior (s. XVII) y claustro gótico (s. XV), situada en la plaza de Abad Penalva de Alicante en el Barrio de Santa Cruz, es una de las dos sedes catedralicias de la diócesis de Orihuela-Alicante y una de las construcciones eclesiásticas con más solera de la ciudad.

Entre su patrimonio artístico destacan el retablo de las Ánimas (Nicolás Borrás, 1574) y el Cristo de la Buena Muerte (Nicolás de Bussi, s. XVII), entre otros.

Isla de Tabarca

Tabarca es un archipiélago de apenas 0,3 kilómetros cuadrados de superficie, antiguo refugio de piratas, donde encontramos un pequeño núcleo urbano -siendo la única isla habitada de la Comunidad Valenciana- una iglesia del siglo XVIII, una muralla, un faro y varias calas, además de diversos restaurantes especializados en el arroz caldero. Sus aguas forman parte de la primera reserva marina de España, declarada en el año 1986, un lugar idóneo para practicar buceo.

Hasta la isla salen barcos turísticos desde el puerto de Alicante, para hacer un trayecto de no más de 45 minutos por un precio de 18€.

Basílica de Santa María

basilica

Ubicada en la plaza que lleva el mismo nombre, en pleno corazón de Alicante, la Basílica de Santa María, que goza de la categoría de basílica desde 2007, es la iglesia más antigua de la ciudad. De estilo gótico, fue construida sobre la antigua mezquita mayor de Alicante, entre los siglos XIV y XVI, durante el dominio musulmán.

En ella destacan entre otros elementos, sus sobrias torres de la fachada, el conjunto barroco de su portada, el altar mayor rococó del siglo XVIII, la capilla de la Inmaculada y la imagen gótica de Santa María.

Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA)

El MACA es una de las muestras más importantes de Arte contemporáneo que se exhiben a nivel nacional, donde se puede disfrutar de tres exposiciones permanentes que van rotando en el tiempo: la Colección Arte Siglo XX, compuesta por obras de Miró, Dalí, Juan Gris o Julio González, entre otras; la Colección Juana Francés, compuesta por 134 piezas de pintura, obra gráfica y obra mixta adosada, y la Colección Eusebio Sempere, artista gracias al cual se fundó el museo en 1977, adquirida por el Ayuntamiento de Alicante en 1997. Cada cuatro meses, se expone un tercio de la Colección que se aglutina en torno a una gran premisa estética: obras que giran alrededor de las Geometría, o de la Abstracción, o de la Figuración.

Este museo fue albergado en sus inicios en la Casa de La Asegurada, edificio civil más antiguo de la ciudad y excelente muestra de la arquitectura barroca valenciana situado en pleno corazón de la ciudad, junto a la Basílica de Santa María. En la actualidad, la Casa de La Asegurada sigue formando parte del nuevo MACA, estando el edificio perfectamente integrado en las nuevas instalaciones.

Encontrará más información en Alicante turismo